Colaboró María Fernanda Ávalos

Usualmente cuando entramos a “vacaciones”, solemos desestresarnos sobre despertarnos temprano o el tener un día completamente planeado. Es importante mantener ciertos horarios y hábitos para que volver al trabajo no cause estrés e insomnio.

El insomnio es un trastorno que consiste en la incapacidad para conciliar el sueño para mantenerlo, especialistas en el sueño del Instituto Europeo del Sueño, destacaron que los problemas de insomnio debido al teletrabajo ha ido intensificando y este comportamiento tiene mucho que ver con la aceleración del ritmo circadiano y los hábitos que se han adquirido durante la pandemia.

El regular funcionamiento del sistema circadiano es determinante en la calidad del sueño, dentro del mismo se distinguen tres relojes que deben de estar en sincronía:

  1. El genético está marcado por los horarios de referencia.
  2. El ambiental nos hace dormir según la exposición o no de la luz del día.
  3. El social está determinado por las relaciones con el entorno.

Asimismo, el especialista en sueño Kenneth Wright, es un profesor de psicología integral en la Universidad de Colorado Boulder, este menciona que habitualmente a las personas nocturnas les puede resultar mucho más difícil volver a despertarse temprano por la mañana, “si los horarios de trabajo son flexibles, hay que elaborar un plan para empezar a trabajar más tarde” comentó Wright.

5 tips para combatir el insomnio

  1. Busca o investiga la causa de tu insomnio: Puede ser estrés o algún problema emocional.
  2. Inicia un horario para dormir: Mantén un horario para dormir bien establecido.
  3. Fíjate en lo que comes: Evita los alimentos o bebidas con cafeína o grasa saturada.
  4. Inicia una rutina de ejercicio: Así tu cuerpo necesitará dormir para recuperarse de la actividad física.
  5. Utiliza la cama sólo para dormir: Evita hacer trabajos, usar el teléfono o ver televisión en cama.

Si estos tips no funcionan, y el insomnio comienza a afectar tu vida diariamente, lo más recomendable es que acudas al médico y no te automediques.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *