Colaboró Maureen Castillo

Un plan de viabilidad, es un documento escrito que cada emprendedor o dueño de un negocio debe elaborar con el fin de planificar los aspectos más importantes de la empresa.

Actualmente, los planes anuales de las empresas no son tan eficaces, esto debido a cosas de las cuales no se tiene control, como la aparición del coronavirus.

Por esta razón, es importante generar un gabinete de crisis para las diligencias del día a día, incentivando al personal a tener una buena comunicación, de ser posible a realizar reuniones diarias para comentar sobre diversas decisiones y, además, asegurar que se estén generando ingresos.

“Tiene que ser un gabinete súper ejecutivo, y muy enfocado a la toma de decisiones ágiles, quiero decir que, en estas situaciones es mucho mejor tomar una decisión rápida que estar diez o quince días analizando y calculando cosas para ver si tomamos la decisión. Porque esos quince días valen oro” afirmó Fernando Llano, socio de Improven.

Hacer un test de empresa con un plazo de mínimo seis meses ayudará a saber cuál va a ser la caída de ingresos y cuáles son los gastos, analizar que se puede ahorrar, qué coste fijo reducir, entre otros. Asimismo, pedir financiación y saber cuánto pedir para los momentos de crisis.

“Ahora es más importante asegurarnos de que tenemos financiación, volumen, y no tanto preocuparse por optimizarla. No sabemos si esto va a durar dos meses, tres o cuatro y de lo que se trata es de que no muramos por falta de efectivo, además de quitarte la preocupación de pensar en la caja del día a día y centrarte en el negocio.”, añadió Llano.

Para flexibilizar la organización se recomienda trabajar con una bolsa de horas, para reducirlas cuando hay pocos pedidos y cuando estos aumenten utilizarlas. Por otra parte, se debe incentivar a los empleados de las organizaciones a que continúen siendo un equipo, aún en condiciones de teletrabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *