• Los clientes actuales están más informados y son más exigentes: quieren que los bancos los conozcan mejor para ofrecerles productos a la medida o más ajustados a sus necesidades.

La firma de investigación de mercados Central América Data, durante los últimos cuatro meses, en la mayoría de ciudades de Centroamérica, los consumidores optaron por buscar la forma de realizar gestiones de forma digital, entre esas sus trámites en los bancos. 

En los últimos cuatro meses la proporción de clientes que realizan sus transacciones en línea pasó de 20% y 30% a un rango entre el 50% y 60%. 

Al respecto, Sergio Yepes de Pragma, señala que en Centroamérica los clientes están más informados y son más exigentes. “[…] quieren que los bancos los conozcan mejor para ofrecerles productos a la medida o más ajustados a sus necesidades. Buscan experiencias de usuario fluidas, simples y transparentes. Además, requieren que haya una experiencia omnicanal de comienzo a fin, sin silos. En definitiva, el usuario actual busca realizar sus transacciones financieras en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier canal”.

Yepes afirmó que hay una alta necesidad de crear ecosistemas que le faciliten la vida al ser humano. Por eso es indispensable conocer, entender y satisfacer las necesidades de los clientes. Esto implica que los bancos pongan al cliente en el centro, en lugar de enfocarse en su producto o en el canal.

Los clientes actuales están más informados y son más exigentes.

Por ello, al iniciar un proceso de digitalización, las empresas deben evaluar sus estrategias y definir si realmente están enfocadas en un propósito superior de mejorar la vida de las personas.

Transformar digitalmente una empresa no solo es abrir canales de venta virtual. Un verdadero cambio implica comenzar a medir el nivel de digitalización de todas las actividades de la compañía, verificando con objetivos claros cuáles productos pueden transformarse y cuáles pueden crearse.

“La eficiencia en los procesos operativos obtiene mejores resultados de la mano de las nuevas tecnologías disponibles, como lo es la automatización robótica de procesos o la inteligencia artificial, herramientas que se pueden utilizar para sugerir el producto perfecto a la persona correcta y agilizar el proceso de venta”, especificó el vicepresidente de Nuevos Negocios de Pragma. 

Sin embargo, la implementación de dichas tecnologías no implica borrar el valor humano; por el contrario, el personal debe conservarse para procesos de innovación que aporten valor con miras a la creación de nuevos y novedosos productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *