En un reciente proceso de reclutamiento, tuvimos una sorpresa al recibir muchos CV´s incompletos, pero lo más sorprendente, la mayoría no parecía ser una carta de presentación.  El CV es responsabilidad de quién lo prepara.

Recordé; una entrevista que tuve sobre quién es un buen colaborador.  Fue interesante y pudimos ilustrar el tema con una buena anécdota. 

José lleva 2 años en una empresa, ha sido serio, dedicado y cumplido. Está orgulloso porque nunca ha recibido una amonestación. 

José buscó al Gerente: -Señor, tengo 2 años acá y estoy contento con el puesto, pero me siento relegado.  Mire, Fernando ingresó hace sólo 6 meses y ya fue promovido.  No lo creo justo-. 

El Gerente le responde: -Bueno José, mientras resolvemos esto, quisiera que me ayudes con algo.  Quiero dar fruta al personal hoy.  Podrías averiguar si en la tienda de la esquina, tienen naranjas? 

José se esmeró y en 5 minutos estaba de vuelta.

Bueno José, ¿qué averiguaste? 

 – Señor, sí tienen naranjas para la venta.

Y…¿ cuánto cuestan José?

 –  ¡Ah!… No pregunté.

Ok, ¿pero viste si había para todo el personal?

– Tampoco pregunté por eso señor.

¿Hay alguna fruta que pueda sustituir la naranja?

 – No sé, señor, pero creo…

Bueno, no hay problema, siéntate un momento. 

El Gerente tomó el teléfono y llamó a Fernando, el recién promovido.

Cuando se presentó, le dio las mismas instrucciones que a José, y en 15 minutos estaba de vuelta.

Cuando retornó, el Gerente pregunta: bien, Fernando, ¿qué noticias me tienes?

 -Señor, tienen naranjas para todo el personal, o si usted prefiere también tienen bananos, papaya, melón y mango.

 – La naranja y el banano valen 100 el kilo, el mango a 120, la papaya y el melón 150 pesos el kilo.  Además, tienen empaques si queremos la fruta preparada.

 – Logré un descuento del 10% y nos la pueden enviar.

 – He dejado separada la naranja, pero si usted escoge otra fruta, o bien preparada, acá está el número de teléfono para reconfirmar el pedido. 

 Muchas gracias, Fernando, Excelente.  Te aviso entonces. 

El Gerente, voltea a José, que esperaba sorprendido, y le dice: José, ¿qué me decías sobre tu promoción? 

 – Nada, señor, estoy claro. Eso era todo, muchísimas gracias.

En todo país, en toda empresa, hay colaboradores que marcan la diferencia.  Mientras algunos sólo se concentran en ver si hay naranjas, otros, van la milla extra y descubren un mundo de opciones y oportunidades delante de ellos. 

La Pandemia no les va a cambiar, porque eso tiene que ver directamente con la persona y el hambre profesional que tengan.

La diferencia está en que los primeros como José, no entienden por qué no crecen y surgen, mientras que los “Fernandos”, no pierden tiempo y por el contrario, no se preguntan si les toca o no hacer esto o lo otro y producen resultados extraordinarios, acaparando la atención de aquellos que toman decisiones.

Colaboró, Humberto Quiróz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *