Colaboró Ariel Delgado, estudiante de periodismo.

Marsh McLennan, corredora de riesgos estadounidense, realizó un estudio donde demostró el impacto que tiene el estrés financiero en la salud mental y física de las personas, donde síntomas como la irritabilidad, ansiedad, fatiga, disminución del ánimo, son de las principales consecuencias a las que se enfrentan por no contar con una salud financiera estable.

Tener un registro de los egresos, ahorrar y crear un fondo de emergencias son algunos de los consejos financieros que se pueden para contar con una salud financiera y así evitar un deterioro en la salud mental y física.

Además, las principales consecuencias de una mala salud financiera en un trabajador, se pueden generar ausencias de los empleados, según el estudio, en promedio se gastan 4 horas laborales a la semana en distracciones, por estar pensando en su salud financiera.

Señales de una salud financiera inestable

  • Gastas más de lo que ganas
  • Nunca pagas a tiempo
  • Tus deudas aumentan
  • No tienes ahorros
  • No planeas tus finanzas

¿Qué es la salud financiera?

Según el gigante banco español BBVA, se puede considerar la salud financiera como un estado de ser de la persona, el cual le permite cumplir perfectamente con sus obligaciones financieras, se encuentra en una situación de tranquilidad ante su futuro financiero y es capaz de tomar decisiones que le permitan disfrutar de su vida.

Consejos para cuidar mi salud financiera

El banco BBVA propone varios consejos para que las personas puedan disfrutar de una buena salud financiera y poder obtener así evitar declives en la salud física y mental.

  • Elaborar un presupuesto: Te ayuda con el control de tu dinero y a entender como lo gastas.
  • Ahorrar parte de tus ingresos: De esta manera puedes reunir dinero para emergencias y para metas en el futuro.
  • Hacer inversiones: Al invertir tienes la posibilidad de obtener buenos resultados a futuro.
  • Manejar bien el crédito: Puedes utilizar el crédito a tu favor para hacer crecer tu patrimonio.
  • Bajar tus gastos: Buscar gastos que se puedan eliminar o disminuir.
  • Contratar seguros: Protege tu patrimonio y el de tu familiar con seguros de vida médicos, de auto y de hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *