Colaboró Maureen Castillo

Las diversas situaciones a las que han estado sometidas las personas recientemente, han obligado a las empresas a replantear sus formas de trabajar. En este contexto, surge la transformación digital, como una herramienta que permite a las organizaciones diferenciarse de otras marcas en el mercado, aumentar su rentabilidad, encontrar nuevas vías de crecimiento y expandirse. Lo anterior, es posible conseguirlo poniendo en práctica los siguientes pasos:

1-Desarrollar una mentalidad flexible: La adopción de nuevas costumbres o de modificaciones a las que ya se conocen, implica una mentalidad abierta al cambio.

2-Mejorar la comunicación interna y externa: La transformación digital requiere una buena relación de todos los públicos, ya que esto facilitará la creación de un ambiente con diferentes perspectivas para abordar los problemas que puedan surgir, creará un clima organizacional positivo y las posibles alianzas con terceros.

3-Establecer cómo la empresa se digitalizará: Se identificarán los desafíos clave para el negocio y se evaluarán las alternativas existentes para la transformación, que puede abarcar desde los productos o experiencias de los clientes, hasta la nube y la infraestructura de tecnología de la información (TI).

4-Preparar la fuerza laboral: Comunique de manera clara su plan y visión para la empresa, además, proporcione a los empleados la transparencia y formación adecuadas para que el proceso se lleve a cabo de manera eficaz.

Los expertos en marketing y tecnología aseguran que la llegada del covid-19 aceleró el proceso de digitalización, por lo que recomiendan a las empresas aplicar lo mencionado anteriormente, ya que, de no hacerlo es probable que estas vayan perdiendo notoriedad en el ámbito laboral con el paso de los años, esto hasta llegar a desaparecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *