Colaboró Humberto Quirós

Cuando escuché esa aseveración en un Foro en el que estaba participando recientemente, no pude contenerme, de pronto estaba respondiendo sin detenerme y con argumentos, a quien había soltado tal frase, especialmente porque hoy lo que sí hay es escasez de liderazgo.

Personas sin escrúpulos, “googlean” el término, descargan información y se dedican a “dar capacitaciones” sin haber definido liderazgo y mucho menos vivirlo y ejemplificarlo. 

Las organizaciones no se han enfocado en promover liderazgo, sino en simplemente “empujar” por resultados y luego reclaman que no son sostenibles.  Por supuesto que no serán sostenibles, puesto que no se trata de presionar por resultados, se trata de generar liderazgo para obtener resultados en forma continua.

Para hablar de liderazgo, para ser líder, para vivirlo, primer se debe definir.  Para hablar y comer pescado, hay que tener mucho cuidado, reza un refrán popular.

A uno de los gurús más destacados en liderazgo le preguntaron si el líder nace o se hace y sorpresivamente, John C. Maxwell respondió, “no conozco a un líder que no haya nacido”.  Entonces debemos tener claro que todos nacemos líderes, que el liderazgo se desarrolla y que puedes desarrollar el líder que llevas dentro.  Las características personales que constituyen la materia prima del liderazgo se pueden adquirir, hay muchísimos recursos para hacerlo.  Trataré en unas cuatro entregas, de compartir con todos lo que de mi parte he aprendido al respecto.

Como bien dice el señor Maxwell, “no puedes alcanzar lo que no has definido”, entonces definiremos liderazgo para que puedas dar esos grandes pasos hasta llegar a serlo. 

Liderazgo es influencia, nada más y nada menos dice Maxwell.  Pero, un gran amigo hondureño, socio de negocios en algún momento, Oswaldo Quiroz q.D.g., agregaba: “Liderazgo es influencia, sin utilizar mi posición y buscando el bien común”. 

Vaya definición, muy poderosa y que permite saber quién es líder y quién no lo es.  Podemos entonces diferenciar personas que han trascendido y que se han ganado el respeto mundial como Mandela o bien la Madre Teresa, y diferenciarlos de algunos otros que se han ganado por el contrario el repudio mundial como Hitler o más recientemente líderes políticos en América Latina.

Muchos sostienen que el liderazgo es un proceso, otros en cambio, dicen que es una serie de aprendizajes que juntos hacen que la persona pueda equiparse para ser líder.  Maxwell sostiene que el liderazgo no es un destino sino que en sí; es un viaje donde diariamente aprendemos y nos desarrollamos.  El liderazgo efectivamente es un proceso que se desarrolla día con día El liderazgo tiene 5 Niveles que se alcanzan en forma progresiva.  Posición, Permiso, Producción, Desarrollo de la Gente y Personalidad.  Cada uno de ellos, marcado claramente, según vayamos avanzando.  

Es muy importante mencionar que sólo el Nivel de Posición y el Nivel de Personalidad, son otorgados, porque los demás deben ganarse uno a uno.  No podemos como líderes en formación, “saltarnos” los Niveles, pero sí podemos dirigir a nuestra gente en diferentes Niveles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *