Los avances tecnológicos en el ámbito de la salud han permitido que exista una mejora en los tratamientos, medicinas y máquinas, además de ayudar a detectar enfermedades y curas a diversos padecimientos con mayor rapidez. Entre los dispositivos que han impactado de manera positiva a los usuarios se encuentran los relojes de pulsera inteligentes, ya que funcionan como pequeñas computadoras con sensores encargados de capturar y almacenar los datos de la persona que lo utiliza, entre ellos, los pasos, la frecuencia cardiaca, las calorías quemadas, el peso diario y las horas de sueño.

Según un podcast de la revista The Economist, próximamente los relojes van a poder medir el azúcar en la sangre, la presión arterial y mantener un electrocardiograma mientras el reloj esté en la muñeca. Por otra parte, la temperatura obtenida será mucho más precisa que la brindada por otros termómetros.

Por otra parte, el Doctor Carlos Solano comentó que en el 2021 la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) realizó cerca de tres millones de consultas médicas de manera telefónica y afirmó que la telemedicina se mantendrá después de la pandemia. Incluso, reveló que se ha estudiado la posibilidad de facilitar brazaletes a pacientes con enfermedades crónicas para efectuar un monitoreo continuo.

Asimismo, con el paso del tiempo se podrán utilizar aplicaciones que realicen análisis químicos de las recetas médicas, con el fin de detectar posibles reacciones entre ellos, además de análisis predictivos y alertas tempranas de enfermedades gracias a la obtención de la información del paciente en tiempo real.

Colaboró Maureen Castillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *