Colaboró Valeria Corrales

  • El proyecto se llama “Transición a una economía verde urbana generando beneficios ambientales globales”

Esta iniciativa es liderada por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), se pretenden invertir $10,3 millones durante 5 años, este dinero proviene del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y su principal objetivo es la descarbonización en la Gran Área Metropolitana (GAM) por medio de una planificación urbana integrada sostenible.

El proyecto se implementa a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y lo ejecuta la Organización para Estudios Tropicales (OET), dentro del planteamiento de la iniciativa se encuentra:

  • Plantear reformas de leyes obsoletas
  • Construcción de ciclo vías y aceras verdes (movilidad sostenible)
  • Reverdecer 2 mil hectáreas
  • Ampliación de beneficios en la construcción del Tren Eléctrico Metropolitano

Economía circular

Otro punto del proyecto es el impulso de la economía circular, que se refiere a la economía que en lugar de usar la materia prima de manera lineal, promueve que los residuos de un sector se aprovechen en el proceso de otros, y eso al final genera menos cantidad de residuos.

Esta economía se caracteriza por el uso de materiales biodegradables que disminuyen el impacto ambiental. Como parte de la iniciativa, este tipo de economía tiene como objetivo la reactivación y en esta ocasión, priorizará el empleo de mujeres por medio del mapeo de las iniciativas de economía circular que ya existen y colaborando con fondos a emprendimientos de este tipo.

Según la fase de preparación de la iniciativa, Costa Rica no tiene tanta experiencia en esto, es por eso que se capacitará en la gestión de negocios, se generarán nuevos mecanismos financieros y se destinarán más recursos a soluciones urbanas sostenibles.

Esta información se dio durante una actividad virtual en la que participaban la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza, la de Vivienda y Asentamientos humanos, Irene Campos. También, el presidente del GEF, Carlos Manuel Rodríguez; el representante del PNUD en Costa Rica, José Vicente Troya y el alcalde de Alajuelita, Modesto Alpízar.

Por el momento hay marcas comerciales en Costa Rica que utilizan el modelo de economía circular, por ejemplo: Imperial, Tropical, Cristal, Musmanni y Reserva Conchal.

Para lograr este objetivo, se requiere coordinar con las municipalidades y entidades que posean la experiencia que se necesita en obras sostenibles.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *