Colaboró Valeria Corrales

  • Jóvenes de Colegios Técnicos Profesionales (CTP) pueden aprender la agricultura como emprendedurismo

Se trata de un proyecto de la Universidad EARTH que se basa en la construcción de comunidades rurales y además, la creación de sistemas de alimentos más sostenibles en África, América Latina y el Caribe.

El objetivo de los proyectos es orientar y enseñar a los jóvenes de Colegios Técnicos Profesionales a trabajar la agricultura de precisión, temas socioemocionales y de emprendedurismo, para que vean la agricultura como una fuente atractiva de desarrollo y empleo para sus vidas.

Por el momento, se va a trabajar con los CTP de: Liberia, Siquirres y Hojancha.

¿Cómo funciona?

Los proyectos se trabajan por medio de alianzas estratégicas, como con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Ministerio de Educación Pública (MEP), que ayuda a generar el Proyecto de Habilidades para la Agricultura del Futuro.

También, parte de sus logros son por la alianza con la Fundación CRUSA, que con el desarrollo de cinco proyectos han logrado: beneficiar a 300 productores de cacao y 40 de maíz pujagua, dentro de esto les ayudan con la efectividad y sostenibilidad de sus productos, así como con nuevas relaciones comerciales.

Los alcances de la Universidad EARTH llegan a niveles internacionales a pesar de estar en Costa Rica, como por ejemplo:

  • Proyecto EARTH Futures, para que las comunidades sean más sostenibles y prósperas.
  • Modelos para empoderar a las mujeres a nivel económico.
  • Agricultura sostenible y manejo correcto de recursos naturales
  • Creación de corredores biológicos.
  • Promover la educación ambiental.
  • The Mastercard Foundation-EARTH University Fellowship Program, que apoya a 31 jóvenes líderes de África a establecer sus emprendimientos o participar en organizaciones agrícolas.

La Universidad EARTH se ubica en Guácimo y se fundó en 1986 por ley del Gobierno de la República de Costa Rica como una institución internacional privada, sin fines de lucro y fue creada gracias al apoyo del Gobierno de Costa Rica, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Fundación W.K. Kellogg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *