Es una invención que puede salvar vidas y protegernos a todos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Imagen Ilustrativa

El índice UV nació hace tres décadas de una necesidad imperiosa: comunicar a la gente de forma clara los riesgos para la salud de la radiación ultravioleta y la exposición al sol.

Muchos países incluyen en sus informes del tiempo, especialmente en meses de verano, este índice expresado en números y colores.


El primer índice, creado por investigadores canadienses, fue publicado el 27 de mayo de 1992.

Los colores vinieron después, cuando el índice «fue adoptado y estandarizado por la OMS y la Organización Meteorológica Mundial en 1995», señaló a BBC Mundo Emilie Van Deventer, jefa de la Unidad de Radiación y Salud de la OMS.

Tom McElroy, físico de la atmósfera y profesor de la Universidad de York en Toronto, junto a James Kerr y David Wardle fueron los creadores del índice UV.

«El índice fue creado para aumentar la conciencia a nivel del público de los peligros de la exposición excesiva al sol, como el cáncer de piel y los daños a los ojos».

McElroy para BBC Mundo

Con el aumento en los casos de cáncer de piel y la incertidumbre sobre vínculos entre radiación y cambio climático, comprender el índice UV es más importante que nunca.


Por qué es necesario el índice UV: los riesgos para la salud

Pequeñas dosis de radiación UV son beneficiosas para el ser humano y esenciales para la producción de vitamina D, señala la OMS.

Pero una exposición prolongada puede producir efectos dañinos en la piel, los ojos y el sistema inmune.

  • Cáncer de piel: «La conducta de las personas con respecto al sol es una causa principal del aumento de las tasas de cáncer de piel en las últimas décadas», señala la OMS en su guía.
  • Los niños necesitan protección especial:

«La piel de los niños es más sensible por presentar una concentración de melanina más baja y una capa córnea (capa más externa de la epidermis) más delgada, lo que los predispone a desarrollar daño en su material genético y quemaduras solares más fácilmente que los adultos», explicaron a BBC Mundo las doctoras Alejandra Larre Borges y Sofía Nicoletti, médicas dermatólogas y coordinadoras de la Campaña de Prevención del Cáncer de Piel de la Sociedad de Dermatología de Uruguay.

«La exposición a la radiación ultravioleta durante la infancia promueve el desarrollo de fotodaño y fotocarcinogénesis en etapas más tardías de la vida, sumado a que el 80% de la radiación ultravioleta que vamos a recibir en toda nuestra vida la recibiremos antes de los 18 años, por todo esto es fundamental el cuidado de los niños».

  • Efectos en el sistema inmunológico: «Cada vez hay más pruebas de la existencia de un efecto inmunodepresor sistemático por la exposición a la radiación UV», señala la OMS.
  • Envejecimiento de la piel:

«La piel envejece muy poco por el paso de los años, eso se denomina cronoenvejecimiento», señalaron las doctoras Larre Borges y Nicoletti.

«El factor que genera mayor envejecimiento es la exposición a las radiaciones ultravioleta y otro importante en menor medida es la contaminación».

«»Con un índice UV muy alto y alto a extremo, en realidad aconsejamos no exponerse, y de tener que hacerlo indicamos medidas de protección física y un protector solar con FPS 50 y UVA muy alto.

De todos modos, las medidas más importantes son el evitar la exposición a la radiación ultravioleta de forma intencional, preferir la sombra, utilizar sombrero de ala ancha, lentes de sol con filtro UV, y ropa de ser posible de trama apretada y colores oscuros -azul, verde, violeta, no sólo negro».

Doctoras Larre Borges y Nicoletti

Ambas médicas dermatólogas recomiendan en general «evitar la exposición directa entre las 12md y las 4:00pm».

Y señalan además que «es fundamental recordar que los menores de 6 meses no deben exponerse al sol«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *