Imagen Ilustrativa
  • Una vez más, la Unión Europa es pionera mundial en proteger los derechos de los usuarios, reducir el consumo energético y luchar contra el cambio climático.

Hasta hace poco tiempo, el ciclo de vida de un móvil era de apenas 2 años. La obsolescencia programada ideada por los fabricantes hacía que dejaran de actualizarse a los 24 meses desde su lanzamiento.

Ahora el soporte se ha extendido a 3 o 4 años, y compañías como Apple o Samsung, anticipando esta ley que vamos a explicar ahora, ya han comenzado a ofrecer servicios extendidos de reparación.

Pero para la Unión Europea, no es suficiente. Alargar la vida de los móviles a un mínimo de cinco años reduce el consumo energético y la contaminación por fabricación y residuos. El equivalente a quitar de la circulación 5 millones de autos, en términos de contaminación, según Financial Times

La Unión Europea ha publicado una iniciativa que va a convertir en ley. Esta propuesta se centra en tres puntos: aumentar el ciclo de reparación, aumentar la duración de la batería de los móviles, y aumentar el soporte de las actualizaciones de software.

En primer lugar, la iniciativa propone obligar a los fabricantes a mantener piezas y componentes de 15 partes del móvil, al menos durante 5 años desde el lanzamiento de un móvil. Durante esos 5 años el usuario debe poder reparar cualquier avería sin problemas.

Además, las baterías deberán aumentar el ciclo de vida para que después de 1.000 ciclos completos de carga, sigan manteniendo su capacidad al menos al 80%.

Los móviles tendrán que llevar una etiqueta que detalle la duración de la batería, así como los índices de resistencia a las caídas y al agua.

Finalmente, los fabricantes deberán garantizar actualizaciones de mantenimiento del móvil hasta 3 años después de que se deje de fabricar, y 5 años de actualizaciones de seguridad, según Engadget. El matiz es importante: no es a partir del lanzamiento, sino cuando deja de fabricarse.

Cargador USB Tipo C

De momento se trata de una iniciativa, lo que significa que será debatida con los implicados. Pero la decisión de la UE es convertirla en ley, como ya hizo con la obligación de usar cargadores USB Tipo C, una ley que ha afectado principalmente a Apple.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *